El conde Ferdinand von Waldstein, nacido en la capi..." /> Sonata Waldstein | Jandro Tres

Opera

Published on enero 21st, 2016 | by Jandro

0

Sonata Waldstein

El conde Ferdinand von Waldstein, nacido en la capital austríaca pero de nacionalidad alemana vió correspondida su generosidad con Ludwig van Beethoven, a quien protegió artísticamente y obsequió con su mecenazgo. Cuando el artista, adolescente aún, se ensayaba en la composición, Waldstein  le facilitó el viaje a Viena con el fin de que se perfeccionara con Haydn, abriéndole al mismo tiempo los salones de nobleza austriaca, en la que tan buenos amigos encontró el maestro. La gratitud y amistad de Beethoven para con Waldstein fueron siempre sinceras, probándoselo con el homenaje de dedicarle una de sus mejores obras, que el conde pudo ejecutar, a pesar de la brava dificultad de la sonata, pues era un excelente pianista.

La sonata núm. 21 para piano, Opus 53, es conocida como Sonata Waldstein, aunque el calificativo cuyo origen ya se ha comentado compite con el de “Aurora” acuñado por los círculos musicales vieneses que identificaron en la obra una oscura profundidad inicial que viaja hacia la luz,  por un rasgo expresivo propio de las sonatas del alemán, que son antagónicas del virtuosismo vulgar. Especialmente, el tema principal del Rondó es una poesía fresca, luminosa como la mañana de un día de verano. En el rondó y otras páginas de la sonata podemos escuchar las impresiones de la Naturaleza sentidas y expresadas por Beethoven.

 Lo cierto es que, popularmente, el nombre del conde alemán se ha impuesto de largo en el panorama musical actual.  Fue publicada el 15 de mayo de 1805, con este epígrafe: «Grande Sonata pour le Piano-Forte, composée et dédiée a Monsieur le Comte de Waldstein, Commandeur de l’ordre Teutonique a Vinsberg et Chambellan de Sa Majesté I. & I. R. A., par Louis van Beethoven. Op. 53. A Vienne au Bureau des Arts et d’Industrie”.

La Waldstein consta de tres movimientos: Allegro con brio, Introduzione (Adagio molto) y Rondo (Allegretto moderato-Prestissimo) y estamos delante de una obra de extrema dificultad en su ejecución. Consta de tres movimientos: Allegro con brio, Introduzione (Adagio molto) y Rondo (Allegretto moderato – Prestissimo).

Aqui queda la majestuosidad de la obra en los dedos del magnifico pianista y director de orquesta, Daniel Barenboim, argentino de nacimiento y nacionalizado español, israelí y palestino, cuyo curriculum es vasto y mucho más brillante.



Vista y oida la excelente ejecución de la obra de manos de Barenboim, no puedo dejar de plasmar aquí la interpretación que de la Sonata Waldstein hizo, a los ocho años de edad, la pianista china Yuja Wang, que hoy cuenta 28, y que tiene revolucionado el espectro musical en la actualidad, no sólo por su calidad artística sino por su sensual belleza que prodiga en sus conciertos, rompiendo así algunos moldes y estereotipos . Pero es fantástico deleitarse con el virtuosismo de la pequeña Wang en esta interpretacion del primer movimiento. Disfrutad de ello.



 

Tags: , , ,


About the Author



Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to Top ↑
  • 0 Me Gusta
    82 Followers
    4 Followers
  • Etiquetas

  • Suscríbete!

    Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

    Únete a otros 18 suscriptores