De .·.

Published on junio 27th, 2018 | by Jandro

0

Háblame sin dedos

Hoy los tiempos adelantan que es una barbaridad. No es frase mía, no, ya sé. Es verbeno-palomera, y tambien da nombre a un tema de Joaquín Sabina y Jesús Vicente Aguirre. Pero es que no estoy seguro de que los adelantos sirvan para hacernos mejores aunque sí nos faciliten algunas de las tareas que, supuestamente, vemos simplificadas. La tecnología nos aporta soluciones, muchas veces inmediatas, pero nos aleja del placer de la reflexión, del encanto del canto natural de las voces amables, e incluso nos convierte en seres impacientes, poco generosos con el esfuerzo electrónico de quien tenemos entre manos, y listos para sofocarnos al más minimo retardo. ¡Todo ya!, ¡ahora! ¿por qué no antes?.

Es el caso del teléfono, que como le ocurre a la espalda según va descendiendo, ha perdido ya su nombre para moverse junto a nosotros como una extensión más de nuestra existencia. Y decimos cosas sin siquiera oirnos a nosotros mismos. No sabemos como suenan y al otro lado de la pantalla muchísimo menos. Tan sólo se percibe lo que se quiere percibir ayudado por muñequitos y figuras que nos quieren personalizar lo que sólo es subjetivo. Ni la presión de los dedos en la pantalla sustituye a la pretendida caricia que surca la red.

Por eso, un viva a la Telefonía, porque la palabra escrita resulta efectiva cuando se complementa una con otra y reside en su hábitat natural, porque el mensaje aporta la inmediatez que poco nos aporta, porque la voz habla y dibuja sensaciones con una fotografía fiel del emisor y su momento. Porque, para según que cosas, no hay  aplicación que pueda sustiruirla y porque un suspiro o un silencio dicen mucho más que las pantallas mudas que se inundan de frases que no pueden pronunciarse ni, desde luego matizarse.

 

 

Tags: ,


About the Author



Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to Top ↑
  • 0 Me Gusta
    82 Followers
    4 Followers
  • Etiquetas

  • Suscríbete!

    Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

    Únete a otros 18 suscriptores